• 6 tomates secos
  • 40 g de pipas de girasol
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • ½ guindilla verde o chile jalapeño
  • Hojas de albahaca
  • Queso Parmesano Reggiano rallado
  • Sal

Remojar los tomates el tiempo indicado, escurrirlos, secarlos y picarlos.

Pelar el ajo y cortarlo en trocitos.

Lavar las hojas de albahaca.

Lavar la guindilla o el jalapeño, secarlo, quitar las pepitas y cortarlo en trozos.

Triturarlo en la batidora y añadir aceite según lo necesite, finalizando con el queso para darle más consistencia.

Servir con la pasta elegida.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|