• 2 pechugas grandes de pollo
  • Hojas de salvia
  • Aceite de oliva
  • Sal

Lavar las hojas de salvia y secarlas.

Salar las pechugas.

Calentar la plancha y añadir un poco de aceite.

Colocar las pechugas con la salvia por encima y asarlas.

Voltearlas, volver a poner la salvia por encima hasta que estén cocinadas.

Servir filetado y caliente.

El ave  |  El pollo  |  La carne de pollo  |  Nunca lavar el pollo

Las especias

La salvia

Hierbas aromáticas

El aceite de oliva  |  100 mitos · #6   #64  |  Tipos de aceite  |  Aceites aromáticos

Trucos con sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchilos

#

Gripe aviar

J. M. Nieto

El Mundo Castilla y León

Viñeta humorística

21 de febrero de 2006

España