• 1 pulpo de 1½ kg
  • 500 g de patatas pequeñas
  • Aceite de oliva
  • Pimentón dulce o picante
  • Agua para la cocción
  • Sal gruesa

Congelar el pulpo durante el tiempo indicado para conseguir que se ablande.

Descongelarlo en la parte baja de la nevera.

Llenar de agua una cazuela grande y honda y ponerla al fuego.

Cuando hierva, introducir el pulpo con los tentáculos hacia abajo.

Sacarlo tres veces del agua sujetándolo por la cabeza con unas pinzas.

Cocer unos 40 minutos o hasta comprobar que esté tierno.

Sacar el pulpo, dejarlo reposar unos minutos y cortarlo en trozos con una tijera.

Simultáneamente, cocer las patatas en otra cazuela con agua y cuando estén tiernas, sacarlas y pelarlas.

Cortarlas en rodajas, colocarlas en el plato y el pulpo encima.

Regar con el aceite, espolvorear el pimentón y finalmente la sal.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|